OPÚSCULO CREPUSCULAR

ES DECIR, BREVE OBRA PRÁCTICA

SOBRE LA CONJUNCIÓN DE LOS PLANETAS,

LOS METALES, LAS ENERGÍAS Y LAS OPERACIONES

EN EL ARTE DE LA REVIVIFICACIÓN DE UN CUERPO

MUERTO Y EL RETORNO DE EDIPO A SU MADRE

VENUS-SATURNO BAJO LA SUPERVICIÓN

DE MERCURIO Y LOS PADRES

DE ESTA CIENCIA.

PRIMER ESCALÓN EN EL DESARROLLO DEL CAMINO DE LA PREPARACIÓN DE LA PIEDRA ÚNICA

Edipo no se sacó lo ojos, Edipo no murió

Esa mañana, Edipo la vio con otro hombre en su lecho. Empuñando un filo enardecido, a poca distancia de su aliento rancio, Edipo hizo todo lo posible por despertarla en medio de su ebriedad. Así ella lo vería matarla. Mírame. Abre los ojos. Mírame, siente el hierro de marte atravesar tu carne. nunca volverás a hacerme daño. Te condeno por tu traición y por mi dolor.

El néctar de Dionisio la tenía invadida, entre sueños catalépticos ella lo miró. Edipo giró hacia la puerta, dejó la habitación y no la volvió a ver. Sentía dentro de él un dolor inmenso y un asco repugnante. quería vomitar, no tenía tiempo de hacerlo. La sepultó en esa habitación donde la dejó muerta, en esa cama donde ella lo traicionó; a su lado yacía dormido su amante, a quien Edipo no determinó, sólo lo suficiente para saber de la traición.

El cuerpo podrido atrapó su espíritu en una costra gruesa de óxido verde y deforme. Quedó encerrada en un cuerpo rígido, endurecido por capas de años de costra mineral verde. Edipo la ha culpado por su dolor y por sus penas. Intentó olvidarla. Hizo lo posible por remplazarla con cualquier mujer de quien pudiera llegar a sentir un poco de cariño.

Años después de haberla sepultado, Edipo fue a ver a una síbila. Esperaba una respuesta a su desesperación y a su dolor. En medio de un trance el oráculo le dijo:

¡Regresarás a tu madre!

PRIMERA LLAVE

REVELACIÓN DE LA MATERIA

"El primer paso en esta obra, gran obra de transmutación espiritual y matérica es esencial y ¡ha de saberse! sin este, el primer paso, la obra no podrá ser desarrollada. El arte debe hacerse con la materia adecuada, no cualquier cuerpo es el cuerpo de Yocasta, sólo uno y uno nada más pudo oxidarse en las condiciones necesarias preservando bajo esa costra verde el espíritu cataléptico de la madre de Edipo.Es necesario para lograr el desarrollo de esta obra descubrir primero cuál es el cuerpo de la Reina putrefacto que yace en ese lecho donde fue asesinado. En ese cuerpo habita un espíritu durmiente atrapado."

SEGUNDA LLAVE

EL LABERINTO

2.jpg

El segundo paso es requerido pues aunque la materia haya sido descubierta, sólo es posible encontrarla en un lugar y no se logrará nada sin ella. El artista ha de atravesar el laberinto donde habitan los temores más profundos del hombre, un laberinto en extremo complejo... ¿acaso podría atribuírsele su diseño a Dédalo? Quien decida aventurarse a atravesarlo debe hacerlo con todo el valor disponible pues sólo así logrará llegar al final. Este laberinto ha sido la perdición de muchos, algunos aun siguen deambulando entre sus muros obligados a alimentarse de sus sueños. Sólo quien posea la fortaleza en cuerpo y alma, y la locura suficientes será quien logre atravesar el laberinto hasta el final.

TERCERA LLAVE

EL UMBRAL

3.jpg

Al final del laberinto hay un umbral, este umbral ha sido visto por muchos pero no cualquiera puede atravesarlo pues no cualquiera posee la llave que lo abre. En este umbral existen ocultos un juramento y un secreto y el artista debe hacer honor al juramento y entender el secreto; únicamente así es posible atravesarlo. En ese lugar es donde el artista debe pedir al Todo su favor. Debe comprenderse como un fragmento del Todo, debe entender que es tan necesario como el Todo en sí mismo. Frente al umbral ha de hacerse la plegaria y el juramento y conceder el secreto como ofrenda. La plegaria debe hacerse en un lugar cerrado donde no entren de los profanos más que sus voces, el lugar debe ser purificado primero; la plegaria ha de ser dicha con dos materias, una da la palabra, la otra encierra la plegaria, una polvo y la otra humo, sólo así es posible conceder al Todo la plegaria. Dicha plegaria no debe ser pronunciada en lenguaje vulgar sino en el lenguaje en el que cantan las serpientes pues ellas sobre las demás criaturas comprenden el cambio y esta obra es la de la transmutación. El juramento ha de ser sellado con las materias del trabajo y de la palabra, este es el momento ideal para dar en ofrenda el secreto. Todo lo escrito debe hacerse en un material imborrable, debe quedar sellado por siempre.

CUARTA LLAVE

EL RECINTO DE LA REINA

4.jpg

Ese umbral protegido por la esfinge es la puerta del recinto de la reina, es la puerta de esa habitación donde fue asesinada, sepultada y donde ahora yace atrapada en esa primera materia. Ahora Edipo encuentra el cuerpo de Yocasta y lo siguiente es purificarlo.

QUINTA LLAVE

QUITAR LA VOLUNTAD

5.jpg

¡No le está permitido a la madre despertar aún! el cuerpo y el espíritu deben permanecer en su estado letárgico durante el desarrollo de la obra. Sólo el creador les puede conceder el permiso de despertar más adelante. Si ella despertara enloquecería al verse en un cuerpo podrido. Es debido preparar ahora un ungüento con las semillas de la planta de las brujas; la dosis debe ser exacta pues una semilla de más puede matar y una menos sólo dormirá la piel. Una vez ungido el cuerpo, la reina hará caso de todo lo ordenado por el operador, manteniéndola a ella en un estado cataléptico impidiéndole recordar nada de lo sucedido. La planta la hará despertar en sueños, le dará luz preparándola para su retorno al plano material.

SEXTA LLAVE

PURIFICACIÓN DE LA MATERIA

6.jpg

La purificación puede hacerse únicamente cuando los peces naden en el firmamento, en las noches de los días cuando el sol atraviese la constelación de la cual son patrones Júpiter y Neptuno; únicamente los jefes del cielo y del mar con el favor de Vulcano patron del fuego pueden dar flujo a ese cuerpo petrificado, atrapado en el tiempo. Por la voluntad de Vulcano ha de separarse al cuerpo putrefacto de su prisionero espíritu, teniendo la mayor de las precauciones de no dejar al espíritu escapar mientras el artista, de la mano del fuego hace la operación de modelar un nuevo cuerpo recipiente de ese espíritu. No debe quedar en el nuevo cuerpo ni un pequeño rastro de putrefacción; sólo un grano puede con el tiempo contaminar como un cáncer el resto del cuerpo e incluso el espíritu.

SÉPTIMA LLAVE

LA ANTIGUA NUEVA VIDA

7.jpg

Cuando el nuevo cuerpo está listo, el artista debe regresar al cuerpo el espíritu liberando a Yocasta de los dominios de Hades. De esta forma emerge la antigua reina vestida en ropas nuevas y con su rostro rejuvenecido. Sin embargo el cuerpo aun no tiene vida. Ahora el espíritu está atrapado en un cuerpo limpio y es necesario darle vida con un rayo de Júpiter. Como el de Hermes, un caduceo… el del artista es el puente entre el cuerpo humano y la energía divina… energía vital. Cuando el cuerpo ha sido concedido con el rayo de la vida, ahora que la madre ha regresado, Edipo ha de retornar a ella, a su vientre, dejando al hombre libre quien ahora habiendo revivido a su madre ha dejado a su amante atrás junto con su cuerpo putrefacto.

Ahora Venus y Saturno han retornado, los dos en un cuerpo, han dejado la piel de Yocasta atrás. Edipo ha regresado a su madre, ha abandonado al artista.